Sucedió hace 95 años. Benjamin de la Calle.  / A-1-1602214.jpg

Benjamín de la Calle

Nació en Yarumal (Antioquia), en 1869. En 1889 estudió fotografía con Gonzalo Gaviria y luego con Emiliano Mejía Restrepo, fotógrafo y pintor. Ese mismo año abrió su estudio fotográfico en Yarumal con su hermano Eduardo, donde trabajó hasta 1897.

En 1903, luego de participar en la Guerra de los Mil Días, se estableció en la carrera Alhambra, y después en la calle del Carretero, hoy Carabobo, que para entonces era el epicentro comercial y residencial de Medellín. Demostró interés en los avances técnicos de la fotografía, consiguió la primera cámara panorámica, telones, muebles y decorados traídos de Europa.

Los retratos de Benjamín de la Calle, son de cuerpo entero, hablan por sí solos, al personalizar la mirada de cada uno de los retratados. Su fuerte fue el retrato popular, no tuvo pretensiones de ser artista. Sus retratos evidencian las costumbres, la moda, las razas y la simbología de la ascensión social.

Para Benjamín de la Calle era un deleite el retrato, hasta él mismo se autoretrataba. Es así como lo encontramos en diferentes épocas de su vida, vestido con bombín o cubilete, guantes de cabritilla, abrigo colgado del brazo o sentado en una silla y con su brazo izquierdo sobre la pierna de su compañero.

A Benjamín de la Calle se le puede considerar uno de los testigos más valiosos de principios del siglo veinte, no sólo porque registró la imagen de muchos habitantes de Medellín y Antioquia sino la vida social y comercial. Fuera de su estudio también fotografió la ciudad en sus fechas importantes. Eventos como el incendio del Parque Berrío, la inauguración del tranvía, el último fusilado sobre el puente Guayaquil, los homenajes a Rafael Uribe Uribe, las llegadas de importantes personajes, las reuniones de comerciantes y diplomáticos, las manifestaciones políticas en el Parque Berrío, las procesiones religiosas en el Parque de Bolívar, entre otros.

Benjamín de la Calle murió en su estudio que también fue su vivienda, el 28 de marzo de 1934. De la trayectoria de Benjamín de la Calle se conoce poco, sus vivencias personales desordenadas para la sociedad de entonces, como su homosexualidad, quiso mantenerlas casi ocultas la sociedad. Hoy en día se le reconoce como uno de los grandes de la fotografía en Antioquia y en Colombia.

Opinión personal

En nuestra opinión el trabajo de Benjamín es necesario para la Colombia de hoy debido a que logró tener un registro de la cultura, los comportamientos, clases sociales, moda y costumbres de la sociedad del país a finales del siglo XIX. Nos gusta mucho el manejo de los contrastes en la escala de grises, la composición de los escenarios que eran fotografiados, tanto como los que él mismo creaba para retratar el público como los espacios de la ciudad que él escogía para fotografiarla durante fechas especiales.

benji2

Leonor Hoyos. 13×18 cm. 1906.

Fotógrafo: Benjamín de la Calle.
benjaminn
Emilia Monsalve V. 13×18 cm. 1927.
Fotógrafo: Benjamín de la Calle. BPP
beni
Benjamín de la Calle y José J. Cardona. 13×18 cm. 1820.
Anuncios