sebastiao SalgadoSe

Sebastiao Salgado en Caixa Fórum donde expone su proyecto “Génesis”. Foto por: Bernardo Pérez.

 

“Él es proactivo, va a por la imagen. Su talento no consiste en esperar, sino en que sus fotos permiten a la gente crear una conexión emocional con una persona, una ballena, un paisaje… Porque él mismo tiene esa empatía, está afectado”

– Juliano Salgado para el periódico “el País” de España.

Biografía de Sebastiao Salgado

Sebastiao Salgado es un fotógrafo socio-documental y fotorreportero brasileño nacido el 8 de febrero de 1944 en Aimorés (Minas Gerais). Salgado ha viajado a más de 100 países por sus proyectos fotográficos. La mayor parte de éstos han aparecido en numerosas publicaciones y libros.

Es además licenciado en ciencias económicas. Completando dos masters (en Brasil y Estados Unidos) y doctorándose en la Universidad de París, lugar donde encontraría no solo el amor de su vida, su esposa; Lélia Wanick Salgado, sino también su amor por la fotografía. En realidad seria su mujer quien le despertaría ese deseo por capturar imágenes, pues sería ella la primera en adquirir una cámara fotográfica, a pesar de ser el quien más uso le dio a esta. Tras descubrir que esto le apasionaba, tomo junto con su esposa una gran decisión y fue invertir todo su dinero en un equipo muy costoso de fotografía, para así salir de viaje y documentar uno de sus trabajos más importantes llamado “Las otras Américas” donde se centro en fotografiar todos los pueblos pobres y alejados, ubicados en los rincones de varios países suramericanos. Es aquí donde comienza su travesía en el mundo de la fotografía.

Luego realizaría otro de sus trabajos más fascinantes llamado “EXODOS” donde muestra la realidad de las guerras y hace una crítica muy fuerte. Cabe destacar que no solo participo como reportero, sino que también colaboro con misiones humanitarias, lo que representó un equilibrio en su labor. Salgado no fue ajeno a las situaciones que le toco observar y afrontar, así que luego de realizar este libro, tuvo una decaída muy fuerte que lo llevaría a perder el sentido de su vida como fotógrafo, pues perdió la esperanza en la humanidad, creyó que todo estaba perdido. Lo único que logró motivarlo de nuevo, fue su último proyecto llamado “Génesis” donde muestra lugares naturales a los que nunca ha llegado el hombre y tribus indígenas que jamás han sido perturbadas por la tecnología o avances de nuestros tiempos, de allí el nombre de este trabajo; es la naturaleza en su aspecto más puro, más virgen, más hermoso…

Juliano Ribeiro Salgado su hijo, junto con Wim Wenders realizarían un documental llamado “La Sal De La Tierra” en honor a este gran fotógrafo, este documental mezcla la vida y obra de Salgado, narrado por él, su hijo y Wenders. Su base son los vídeos que documento Juliano en unos viajes que realizo junto con su padre y algunas de las obras más significativas para Sebastiao. Este documental no solo le brinda un homenaje a Salgado, sino que también nos muestra una pasión, un sentimiento; la fotografía.

Algunas obras

Brasil

Mina de oro en Brasil, 1986. Foto por: Sebastiao Salgado.


Rwanda

Cadáveres Tutsis en una escuela abandonada, Nyarubuye, Ruanda, 1995. Exodos. Foto por: Sebastiao Salgado

Alaska

La parte oriental de la cordillera de Brooks, Alaska, EE.UU. 2009, Genesis. Foto por: Sebastiao Salgado.

Importancia de su trabajo

Ser nombrado Representante Especial de la UNICEF, es ya un título muy llamativo que nos da una idea de la importancia que ha tenido su trabajo a lo largo de su trayectoria. Recordemos que su labor se ha plasmado en 10 libros y le ha valido numerosos premios en Europa y el continente Americano. Catalogado como uno de los más grandes fotógrafos documentales, el trabajo de Salgado ha servido para poner en la mesa de debate mundial, la situación en la que viven ciertos sectores de la sociedad. El ejemplo más claro de esto lo podemos ver un su libro titulado “EXODOS” donde nos muestra refugiados y emigrantes, nos muestra también varios pueblos que intentan salir de sus países, como los Kurdos buscando dejar Turquía, pero también a los Serbios y Palestinos. Además nos recuerda la situación de grupos del tercer mundo golpeando las fronteras del mundo rico y desarrollado, el hacinamiento en Japón, entre otras más tragedias. Sin embargo esto no es lo más impactante de esta obra, lo más impactante y lo que más hace pensar a las grandes naciones es la sección dedicada a los niños en cada una de estas tragedias, los rostros de estos pequeños que no alcanzan a comprender la magnitud de los problemas que los rodean. Por esta razón principalmente, su trabajo es muy importante, pues resalta la dignidad del ser humano en las mas bajas condiciones, sin dejar a un lado la denuncia que esta dignidad esta siendo violentada por la discriminación, la indiferencia, la pobreza y la injusticia. Además de todo esto, ha logrado con su nombre y su trayectoria emprender proyectos ambientales de restauración de recursos naturales, como lo es el proyecto llamado “Instituto Terra” que en 15 años le devolvió la vida a una reserva natural ubicada en Aimorés, remoto pueblo del interior del estado brasileño de Minas Gerais, donde creció Salgado.

Comentario de su trabajo

Sebastiao Salgado no pretende con sus fotografías enviar un simple mensaje de belleza y armonía en sus composiciones tampoco de tristeza y lástima, mucho menos amarillismo con sus fotografías de las guerras y catástrofes que han afrontado tantas comunidades alrededor del mundo, gracias a esa incesable necesidad del hombre de poder y dominación. Su objetivo va más allá; el transmite mediante la fotografía la realidad del hombre y nos adentra en el contexto de esa imagen, logrando que los admiradores de su trabajo o personas que observen sus fotografías interactúen con estas. Cabe aclarar que no es una interacción física, sino espiritual, mental y psicológica; pues él logra que nos detengamos por un instante en nuestras vidas y salgamos de esa burbuja en la que probablemente estamos metidos, para sentir la humanidad, para sentir a las personas que han perdido todo por culpa de una guerra con la que ellas no han tenido nada que ver, sencillamente; nos hace sentir HUMANOS, nos recuerda que hay un mundo allá afuera y que debemos ser conscientes de esto y no solo nos ubica en ese contexto de la humanidad, sino que también nos abre los ojos a la naturaleza y nuestro medio ambiente, nos muestra la belleza y tranquilidad que transmite, la sabiduría y paciencia. En pocas palabras nos muestra todo lo que el mundo con su naturaleza nos desea enseñar y nosotros seguimos haciendo caso omiso.

“No busco conmoción, ni lágrimas; sólo quiero que se empiece a hablar, que se discuta, que no se haga como si nada” -Sebastiao Salgado

VER Trailer del documental: https://www.youtube.com/watch?v=eCwciZd1tiI&feature=youtu.be

Cibergrafía:

Imágenes tomadas de:

Fecha de consulta: 02 de febrero del 2016

Realizado por:

Julián David Rodríguez

Omar A. Guevara Martínez

Grupo 01 – Fotografía Básica 2016-1

 

Anuncios