La fotografía es una disciplina en la que intervienen una multiplicidad casi infinita de variables, donde influyen elementos como la luz, el ambiente, las perspectivas, y todas las derivaciones que puedan partir de ellas.

Para este ejercicio, donde el requerimiento era proponer una composición HDR (High Dinamic Range) sí que nos pudimos dar cuenta de la magnitud de las implicaciones en fotografía. Nacieron una serie importante de preguntas, que solo logran motivar la indagación más profunda sobre este tema. ¿Qué pasa si a la hora de hacer las tomas hay movimiento en la composición? ¿Qué pasa si cambia la luz? ¿Qué si los saltos en la triada de exposición son mayores entre sí o son menores entre sí? ¿Qué diferencia hay entre el bracketing automático y el proceso manual?, es más, ¿Cómo se activa el bracketing en las diferentes cámaras?

En términos técnicos existe una gran variedad de dudas frente al ejercicio, pero como se mencionó, motivan a investigar, mirar, curiosear y aprender. Para montar la fotografía panorámica ¿se arman primero los componentes en HDR y luego se ensambla la panorámica? ó ¿se ensamblan primero las panorámicas y luego se arman las HDR? ¿Cuál es la diferencia? ¿El resultado es el mismo? ¿Muchas preguntas?

Una serie infinita de cuestionamientos pueden surgir y esto hace más divertido, interesante y un poco más difícil (y por tanto exclusivo) presentar un resultado de calidad en un ejercicio como éste.

El ejercicio también nos solicitó hacer una práctica de Timelapse y Hyperlapse, de los cuáles no teníamos conocimiento previo y nos pudimos dar cuenta de la complejidad, el tiempo necesario y  la absoluta creatividad que puede desarrollarse en ejercicios así. Estar largos periodos en espera de un proceso, hacer tomas periódicas con frecuencias constantes y pensar qué tipo de variables intervienen en el proceso, hace que el fotógrafo quedé antojado y se imagine (mientras espera el proceso de las tomas) posibles narraciones visuales que puedan ser contadas en un formato así. ¿Qué pasa si los tiempos entre las fotos varía? ¿Qué si cambia la perspectiva de forma radical y no gradual? ¿Qué si el movimiento desafía las leyes naturales y desarrolla efectos antigravedad, por ejemplo? ¿Qué si dejamos de preguntar y concluimos nuestra reflexión?

Las preguntas fluyen y fluyen y fluyen, exactamente igual que nuevas ideas para otras fotografías.

 

Equipo de trabajo:

Manuela Giraldo

Andrea Hoyos

Juan D. Hernández

 

Nota:

Como equipo, presentamos disculpas al profe por quedarle mal en la devolución de la zapata del trípode que nos prestó. Perdón profe, te queremos y no vuelve a pasar.

Anuncios